Unidad para las Víctimas entregó insumos agrícolas a 100 familias del municipio de Briceño

Con el proyecto de huertas familiares 100 familias de nueve veredas tienen ahora seguridad alimentaria y recuperan la vocación agrícola de sus tierras.
“Tener una huerta es mercar en la finca porque se da la yuca, el repollo, la zanahoria, las coles o la cebollita”, dice Teresa de Jesús, quien vive con su familia en la vereda Travesías, una vereda a dos horas de camino a donde regresó feliz con las semillas, insumos agrícolas para garantizar las buenas cosechas en su finca.
Ella es una de las cien personas que, en representación de igual número de familias (muchas de estas víctimas del conflicto), recibieron de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas más de cinco toneladas de insumos agrícolas (cal, semillas de hortalizas y frutas), herramientas de trabajo (palas, mallas, bombas para fumigar, regaderas, azadones) para continuar la siembra de productos para su alimentación. Si tienen cosechas excedentes los intercambian con otras familias o venden.
Para el director Jorge Mario Alzate, con las entregas de insumos agrícolas se “pretende disminuir el impacto que pueda generar el desplazamiento a raíz de la violencia ocasionada y que las familias puedan tener una nueva posibilidad de surgir a través de proyectos productivos logrando generar sus ingresos para salir adelante”.
Muchas de las familias beneficiadas sufrieron hechos víctimizantes durante el conflicto como desplazamientos forzados, homicidios de familiares y accidentes con minas antipersonal, como consecuencia del enfrentamiento entre las FARC y grupos paramilitares en la zona.
Este proyecto complementa los programas de sustitución de cultivos ilícitos de coca que ya se iniciaron en estas veredas, en cumplimiento del acuerdo de paz de La Habana sobre solución al problema del narcotráfico.
El municipio de Briceño hace parte de los 25 municipios priorizados por el Gobierno Nacional para la implementación de los acuerdos de paz, dirigido específicamente a las zonas de erradicación de cultivos ilícitos.
La Alcaldía Municipal se compromete a brindar asistencia técnica por un periodo mínimo de seis meses a partir de la fecha de entrega de los insumos a la comunidad, de igual forma la comunidad se compromete al uso adecuado de los insumos entregados.
En Briceño la Un idad para las Víctimas ha invertido 949 millones de pesos en ayuda humanitaria y apoyo a proyectos de infraestructura social y comunitaria con población víctima.
Desde el año 2016, como prevención y de forma subsidiaria se apoyaron 25 proyectos agropecuarios (insumos agrícolas, semillas, alevinos, herramientas de trabajo) y de rehabilitación de infraestructura social en comunidades en riesgo humanitario, o de alta vulnerabilidad por razones del conflicto, en: Briceño, San Francisco, Caucasia, Toledo, Granada, Zaragoza, El Bagre, Ituango, Dabeiba, Valdivia, Vigía del Fuerte, Nechí, Remedios, Cáceres y San Luis.
Información: Unidad para las Víctimas

Comentarios

Comentarios