La inteligencia emocional a través del juego de padres e hijos

Padres y madres que juegan a diario con sus hijos, les entregan herramientas sociales y emocionales que los protegen frente a la vida y sus presiones.

¿Quieres que tu hijo o hija aprenda a trabajar en equipo?
Frecuenta jugar con él/ella.

¿Quieres que tu hijo o hija aprenda a tolerar la frustraciones?
Juega y acompaña sus derrotas.

A pesar de que la recomendación es jugar, el juego puede ser de mayor o menor calidad, por tanto:

-Procura que la actividad que propones este a la altura del desarrollo cognintivo y motor de tus hijos.

-Busca algo en que tú también te diviertas

-Ideal que tenga turno, orden o estructura (también puede ser libre)

-Cada frustración es un oportunidad de exhibir y enseñar inteligencia emocional.

-Recuerda que la actividad es una excusa para lograr compromiso emocional.

-Sensibilízate sobre la intención de la acción de tus hijos en el juego y acompaña esa dirección.

-Recuerda tus juegos favoritos cuando tú eras niño o niña, son puertas de regreso a la dimensión de la imaginación.

Jugar con tus hijos es una gran oportunidad de estrechar lazos duraderos, pero si realmente quieres cerciorarte de construir vínculos de apego seguro, además de jugar frecuentemente, asume la regulación del estrés de tus hijos en sus primeros años de vida

Tomado de:

www.intervenciontemprana.org

 

Resumen Informativo

Celebra el día del Padre

Comfenalco

Rionegro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*